FAQs

Kotin (ASISTENCIAS GLOBALES DE IMPULSO EMPRESARIAL, S. COOP. AND) es una sociedad de impulso empresarial, con plena capacidad jurídica, sujeta a los principios y disposiciones de la Ley 14/2011, de 23 de diciembre de Sociedades Andaluzas.
Kotin presta orientación, provee de las habilidades empresariales precisas para el desarrollo de cada una de sus actividades y tutoriza los trabajos de sus socios en los primeros años de su ejercicio. Nuestra misión es la de ayudar al deportista a sacar mayor rentabilidad a su trabajo, esfuerzo e inversión, tanto pecuniariamente como a efectos de cotización.

Legal

Según la Junta de Andalucía son cooperativas de impulso empresarial: las que tienen como objeto social prioritario canalizar, en el ámbito de su organización, la iniciativa emprendedora de sus socios y socias, mediante la orientación profesional, la provisión de habilidades empresariales precisas para el desarrollo de cada una de sus actividades, la tutorización de dichas actividades en los primeros años de su ejercicio o la prestación de determinados servicios comunes a las personas socias que les proporcione un ámbito donde desempeñar regularmente su actividad profesional.

Antes de nada hay que destacar que las Cooperativas de Impulso Empresarial, se regulan como subtipo de cooperativa de trabajo, en el artículo 93 de la Ley 14/2011, de 23 de Diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas, modificada por la Ley 5/2018, de 19 de Junio, de Sociedades Cooperativas Andaluzas. También estamos amparados por la Ley 5/2016, de 19 de Julio, del Deporte de Andalucía. No obstante, a efectos prácticos estas cooperativas constituyen un híbrido entre las cooperativas de trabajo y las cooperativas de servicios.

En el caso de que un cliente se demore o no abone el importe de las facturas, se iniciará el proceso de reclamación de cantidades pertinente establecido por la cooperativa. Desde nuestro departamento jurídico y siempre que el asociado así nos lo solicite, podemos tomar las medidas legales necesarias para el pago. La reclamación por vía de monitorio de una factura tiene un coste del 10% sobre la base imponible de la factura. Dicho porcentaje se descontará de la liquidación una vez sea cobrada.

Cualquier factura podrá ser reclamada una vez pasado el vencimiento de la misma, el cuál no podrá ser superior a 30 días prorrogables a 60 días. Pasado este tiempo se podrá comenzar con el trámite de reclamación, así como cobrar unos intereses de demora. Dicha información deberá aparecer en la propia factura, para que el cliente esté informado en todo momento.

En virtud de lo dispuestos en los artículo 5 y 7 de la ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales (modificada por la ley 15/2010 de 5 de julio y ley 11/2013 de 26 de julio de medidas de apoyo al emprendedor) el interés de demora, que se pactará en un 10%, será asumido por el cliente por el mero incumplimiento del pago en el plazo pactado o legalmente establecido, sin necesidad de aviso de vencimiento ni intimidación alguna por parte del acreedor.

Pasado el plazo establecido, se puede iniciar el proceso de reclamación del importe de la factura, que comenzará de forma amistosa, es decir, comienza por la vía extrajudicial. En caso de no conseguir una resolución amistosa se procederá a iniciar la vía judicial.

Facturación

Cuando tengas que generar una factura a un cliente extranjero recuerda que si el pago se va a efectuar en dólares americanos y/o libras esterlinas, en el momento que tengas la proforma hecha debes de ponerte en contacto con el Dpto. de facturación para que te indiquen los pasos a seguir, ya que el procedimiento varía de una factura con pago en euros.

Podemos realizar facturas colectivas tanto desde nuestro portal de asociado como desde nuestra app especial para facturas colectivas. Las liquidaciones serán personales, es decir, cada uno de los componentes del grupo tendrá su porcentaje ingresado en su cuenta.

Para poder emitir una factura a través de la cooperativa, debes de ser asociado y haber comunicado tus jornadas antes de realizar el trabajo. De esta manera contarás con todas las coberturas legales en el momento de su realización.

No puedes hacer una factura cuya liquidación quede a cero. Como estás facturando en el régimen general, deberás facturar al menos 20 euros.

Contabilidad

No, ya que los socios trabajadores de la cooperativa no son autónomos. Desde Kotin gestionamos todos los impuestos, dado que somos los emisores de las facturas pertenecientes al trabajo realizado por nuestros socios colaboradores.

En cuanto al IVA, la prestación de un servicio se le aplicará el 21%, a no ser que dicho servicio esté comprendido dentro del Artículo 20 de exención de IVA.

Laboral

En la cooperativa trabajamos con dos tipos de bases de cotización. En la base mínima deberás tener presente que por cada 210 € que factures deberás de cotizar 8 horas, es decir, una jornada laboral completa. La base mínima te permitirá facturar por horas. El precio de tu jornada variará en función de tu grupo de cotización. Sin embargo, con la base máxima te permitimos facturar 1.500 € en una sola jornada a un coste de 61,95 €. A diferencia de la base mínima no se permiten jornadas parciales , ni por horas, solo por jornadas completas.

Si estás cobrando el paro o una prestación debes preguntar en tu oficina del SEPE si puedes paralizarlo temporalmente para facturar a través de una cooperativa, ya que nosotros te daríamos de alta y baja en la Seguridad Social en el régimen General. Es el SEPE el que debe indicarte si puedes o no , porque varía en función de las Comunidades Autónomas (teléfono del SEPE: 901 11 99 99). 

A veces incluso te exigen que no estés asociado a ninguna cooperativa. En caso de que te digan que no hay ningún problema, el procedimiento a seguir sería: se te paralizaría el paro durante el tiempo que estés dado de alta en la Seguridad Social. Aunque nosotros te demos de alta los días y horas que necesitarás, al estar cobrando el paro tendrías que ponerte en contacto con el SEPE para decirles cuándo vas a trabajar.

Una vez terminado el trabajo nos solicitarías a nosotros el Certificado de Empresas y nosotros se lo enviamos telemáticamente al SEPE, para que cuando les notificarás que vas a reanudar la prestación (tienes 15 días naturales para reanudarla) ellos ya tuvieran el documento en su poder.

De cara a calcular el tiempo de cotización, la Seguridad Social tendrá en cuenta como máximo 40 horas semanales, 8 horas diarias, aún teniendo varios trabajos. Lo que sí te va a contar es la base de cotización. A efectos de cotización, lo que ocurre cuando trabajas simultáneamente en 2 o más trabajos, es que se
suman las bases de cotización.

Por ejemplo; 16 horas trabajadas en 1 día, no se toman como 2 días, sino como 1 día y las bases de cotización de todas estas se sumarían hasta llegar al máximo de cotización por día. El tope máximo de cotización al mes dependerá de tu grupo de cotización. Si sumando las bases superan el máximo, la Seguridad social no va a tener en cuenta el importe excedente. 

Si trabajas por cuenta ajena, puedes comprobar tu base en la nómina, en el apartado Base de contingencias comunes, ahí te indica lo que se está cotizando por ti al mes. Una vez explicado esto, nosotros te podemos dar de alta las horas de más que necesites al día, sabiendo que a efectos de tiempo te contarán 40 horas semanales, y a efectos de la cantidad a cobrar en el paro y jubilación depende de las bases en la que cotizas en cada trabajo.

En el Régimen General de la Seguridad Social, tendrás una situación asimilada a la de un trabajador por cuenta ajena, siendo tenida en cuenta la cotización para la jubilación y prestaciones por desempleo. Si el socio trabajador necesitará acreditar su situación laboral solo tiene que solicitar el certificado pertinente a nuestro Departamento Laboral mediante correo electrónico a info@kotin.es.

Cuando termine la relación de nuestro asociado con Kotin, por legalidad éste tendrá derecho a percibir la prestación por desempleo, siempre y cuando cumpla con los requisitos legalmente establecidos para acceder a dicha prestación.

Estos requisitos se encuentran indicados en el Artículo 5 de la Ley 31/1984 del 2 de Agosto de protección por desempleo. Únicamente tendrás que solicitarnos por correo electrónico que enviemos de forma telemáticamente al SEPE el certificado de empresa.

Ante un accidente laboral aquí te indicamos los pasos a seguir:

• Tendrás que comunicarnos el accidente llamando al teléfono: 854565200. Nosotros te expediremos un volante de solicitud para que puedas acudir a nuestra mutua que tenemos, y te indicaremos el centro médico más cercano para que acudas.
• Si en algún caso el accidente te ocurre en un día festivo o fin de semana, y no te podemos atender, acude a un centro de salud de la Seguridad Social o al Hospital más cercano de urgencias, y con el informe que te tramiten, nosotros se lo mandaremos a la mutua para que te hagan el seguimiento desde allí.

Técnico

Sí, disponemos de un catálogo de apps disponibles tanto en Google Play como en Apple Store mediante las cuáles podrás crear tus facturas, realizar cursos de Prevención de Riesgos Laborales, digitalizar tus tarjetas y guardar tus contactos. Seguimos trabajando para facilitar todas las gestiones a nuestros asociados. Ten presente que el editor de las diferentes aplicaciones es Datoo.

La avanzada plataforma de Kotin actualmente garantiza su correcto funcionamiento a través de un único navegador: Google Chrome. Si estás usando Internet Explorer te dará error debido a que no deja subir archivos, así pues te recomendamos que tramites tu alta desde Chrome.

Te recomendamos que consultes la bandeja SPAM, ya que es bastante habitual que caiga en dicha carpeta. Si tienes la certeza de que no te llegó como SPAM deberás escribirnos tu incidencia vía mail : info@kotin.es

PRL

La prevención de riesgos laborales consiste en aplicar un conjunto de medidas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo.

El Plan de prevención es el conjunto de acciones que, teniendo como punto de partida la evaluación de riesgos, tiene como meta la eliminación o reducción de esos riesgos derivados del trabajo. Por ello, la evaluación de riesgos abarca todo, desde los locales e instalaciones hasta la organización productiva, pasando por las materias primas, las máquinas, aparatos e instrumentos, hasta incluso el ambiente de trabajo.

Aquella que instruya sobre todos los aspectos ligados a la prevención de los riesgos laborales y dote al trabajador de una información suficiente para su efectiva prevención.